3 Errores que surgen Antes de Escribir una Historia.

    Tener la idea, el argumento, los personajes, la estructura te puede entusiasmar para empezar a escribir tu historia, pero una de las cosas importantes se te ha pasado: preparar tu mente. Aunque tengas una historia prometedora todo esto puede convertirse en un fracaso si no te preparas mentalmente para el trabajo que vas a hacer, escribir un libro. Aquí te presento algunos errores típicos que surgen antes de escribir una historia cuando no te preparas mentalmente y pequeñas soluciones para enfrentarlos.

#1- No Desarrollar la mente adecuadamente.
Nadie habla de desarrollar una mentalidad a la hora de escribir un libro, pero es de vital importancia esta previa auto preparación, donde te mentalidad para el vaivén de emociones que surgen mientras escribes, y más si es una obra de larga extensión.Y es que estarás en un carrusel emocional donde subirás y veras tu novela ya concluida y siendo publicada por la mejor editorial, pero también bajaras y dudaras de lo que estás haciendo, de la historia que escribes, de tu propio talento y querrás abandonarlo todo.
Estos cambios emocionales son normales en momentos que son muy exigentes, como la escritura de una historia, y te recuerdo que es un proceso con su nivel de complejidad, y que dura a través del tiempo.
La Solución: enfócate, puedes hacer un esquema de escritura, que te permita escribir activamente hasta en los malos momentos. Escribe, escribe y escribe porque si no llegas al final nunca descubrirás si realmente merecía o no la pena.

#2- Desconocer la a envergadura del trabajo.
Escribir por escribir es muy simple, pero la realidad es que muchos escritores en solo se sientan en el ordenador con una idea pequeña y escriben sin parar, porque tienen miedo que al detenerse a pensarlo mejor no le convencerá el proyecto, en resumidas cuentas no hacen una planificación de escritura.
La solución es pensar en la escritura de tu historia como un proceso con varias fases que debes tener en cuenta antes de solo sentarte y escribir (como la planificación, la investigación, la redacción y la revisión). Lo ideal es tomar un lápiz y un papel, donde puedas organizar tus ideas y lo que necesitas para que todo fluya y la historia nazca, pero más importante se desarrolle sin trabas.

#3- Paralizar por Analizar
Hacer el esquema de tu historia no es muy difícil, y estas ahora en un punto donde estas eligiendo el narrador de tu novela, supongamos, o estas recabando la información necesaria para tu historia en Google, pero pasan y pasan los días y se ve cada vez más lejos el empezar a escribir.
Muchos escritores se quedan estancados en esta etapa, aunque investigar es laborioso también es fácil y a veces se tiende de quedarse investigando sobre escribir, y cuando ya se conoce del tema simplemente siguen investigando más, en vez de desarrollar la historia. Lo único que se hace es posponer el momento en que se va a empezar a escribir.
La Solución es muy simple, establece fechas límites, una fecha determinada para finalizar la investigación, una fecha determinada para realizar el esquema, una fecha límite para determinar el final del primer capítulo, de esta forma el trabajo ira avanzando y tendrás tu historia terminada sin darte cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s