Los Villanos en Tu Historia.

Después del protagonista el antagonista, o el villano, es una de las fuerzas vitales de toda historia, y es que la realidad esta en que muchos lectores se enamoran de los villanos mas malos. Luego de tener el protagonista bien definido, viene la tarea de crear el antagonista, para ello he creado una pequeña lista de recomendaciones para tomar en cuenta.

#1. Los Malos no lo son las 24/7

A la hora de crear un villano se le debe dar credibilidad para que el lector no se aburra  y se vaya fácilmente, al igual que al protagonista hay que darles emociones, debilidades, sentimientos. Si el villano es excesivamente malvado y maligno el lector no lo verá creíble en un 100%

Una de las cosas que la literatura moderna ha acostumbrado  al lector es ha ser exigentes a la hora de leer un libro, y buscar más que personajes planos y grises.

#2.El Villano nunca se verá Malo.

Algo que siempre debemos recordar a la hora de crear un villano creíbles, es que estos nunca se ven a si mismos como malos, incluso pueden llegar a tener historias tan o mas complejas que la de los protagonistas.

Tienes que tener en cuenta que es lo que quiere el villano, por ejemplo: Destruir a la humanidad para evitar la contaminación en los glaciares y que sus amados pingüinos no mueran a causa de ello. El antagonista solo quiere evitar que sigan muriendo los pingüinos y para ello llegará hasta el punto de destruir a la raza humana.

No caigas en los arquetipos del villano que es malo, solo porque quiere ser malo, procura darle profundidad al verdadero deseo que lo motiva a ser malo.

#3. Cuan Malo es el Villano.

Al igual que establecer el deseo que lleva al antagonista a ser malo, también debes de establecer hasta que punto puede llevar las cosas tu villano, esto es muy necesario porque podrás manejar las situaciones mas fácilmente, y harás que los lectores sientan curiosidad por el personaje.

Por ejemplo: Una disputa entre amas de casa por tomar el control de una fiesta comunal importantísima no requerirá el nivel de maldad que si fueran una disputa entre dos asesinos seriales en busca de un botín.

#4. Cuando Aparece el Malo.

Como hacia referencia al principio, el villano es una de las fuerzas que mueven la historia, la cambian o retuercen. Ya teniendo todo lo demás bien definido entramos en el momento narrativo, con la gran entrada del villano.

El momento en que el protagonista conoce al villano tiene que ser  un momento cumbre, el primer choque, donde el lector pueda ver ambos bandos de la pelea bien definidos y se conozca el conflicto que los hace disputar.

Como siempre te exhorto a comentar el link de tu historia, si la tienes publicadas. Si aun no has publicado ¿Qué Esperas? Vamos a por ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s