3 consejos (y técnicas) para Describir a Tus Personajes.

Una de las tareas más difíciles que se le pueden presentar a cualquier escritor es la de describir a sus personajes, y más complicado aun cuando se refiere al protagonista. Claro aunque las descripciones son pieza clave en tu historia no deben tener más importancia o más protagonismo que los personajes y la misma trama. Aquí te presento una pequeña investigación sobre las descripciones para eliminar cualquier duda a la hora de escribir una.

Consejos.

  • ¿Breve o Complicada?

La respuesta a esta pregunta dependerá de lo que quieres contar y la forma en que lo cuentas, existen escritores que le gusta dejar muy claro todo sobre sus personajes, mientras otros se van por no contar nada o muy poco, sino ir desarrollando a lo largo de su historia.

Estas dos opciones son muy válidas, pero a todas esta lo que busca un lector son descripciones que puedan ser mostradas no explicadas de forma tediosa en un mar de páginas, es decir cuánto más concisa y precisa, mejor.

Una forma de aplicar esta técnica es  ir escribiendo descripciones cortas  e irlas repartiendo por todo el libro, de tal forma que el lector conozca aún más a los personajes mientras avanza en la historia.

  • El Orden es tu Amigo.

A la hora de realizar descripciones de personajes no estés saltando de la cabeza a los pies, ni de los ojos a las piernas, porque simplemente el lector se mareara y perderá el hilo de lo que estas describiéndole.

Lo que puedes hacer es hacer una lista de los rasgos más destacados y lo vas ordenando de una forma lineal, empezando por lo que más llama la atención para luego entrar en los pequeños detalles.

No solo es mencionar las características físicas de un personaje, sino también ir mencionando datos y aspectos que reflejen su personalidad, para así poder tener una imagen amplia del personaje.

Por ejemplo: Nina simones era una mujer que destacaba por su potente voz, pero igual de potente era su carácter, solía usar un broche en la parte derecha del perfecto nudo que cada mañana le hacía a su cabello castaño, de alguna forma tenía que controlar lo largo que era. Así era ella, siempre elegante, siempre impecable, incluso ese día que apareció con un par de zapatos deportivos algo desgastados.

  • No todo de Golpe.

No es necesario hacer una descripción exacta cada que aparezca un personaje, podrá ser muy provocativo hacerlo pero si te vuelves impaciente y precipitado terminaras colocando una descripción que arruine todo el hilo de la escena.

Lo mejor que puedes hacer es que todo fluya de una forma lo más natural posible, e incluirlas en las acciones que realiza este nuevo personaje.

Por Ejemplo: Para Nina Simones esa noche no fue solo de premiaciones, también de reencuentro con la aparición de su vieja amiga Celia, que con su vestido escarchado llamó la atención de todos, cosa que parecía ignorar, pero Celia sabía muy bien lo que estaba logrando, no por nada hace un par de horas se lo había vuelto a medir frente a su espejo, y mucho menos habría pintado su cabello rojizo a un rubio tan amarillo que el sol la envidiaría. Sonrió, solo hizo eso al ver a Nina, sus dientes aperlados solo se asomaron por un momento pero sirvió para que Simones supiera lo que estaba tramando.

Técnicas.

  • Describe al Personaje por lo que Dice.

Una de las formas más efectivas que suelen utilizar los escritores a la hora de describir a un personaje, es una forma indirecta pero que le va dando una idea al lector de cómo es la personalidad de un personaje.

Es importante que si utilizaras esta técnica cuides lo que dice, como lo dice, y la forma en que lo dice. Una persona estudiada no hablara igual que alguien de la prisión, de la misma forma un anciano no hablara tan rápido y actual como un joven de 15, y mucho menos una persona sumisa estará dando órdenes a todo el mundo.

  • Describe al Personaje por cómo Actúa.

Lo que haces puede decir mucho sobre ti, ya que solo un 30% de la información que se da sobre nosotros es dada a través de las palabras, el 70% restante viene dada de la comunicación no verbal, es decir lo que hacemos y los gestos que utilizamos.

De esta misma manera se aplica a los personajes, con solo un gesto o una acción puedes dar una impresión de sobre un personaje. El mirar a todos de una forma particular, o poner en duda siempre cualquier acción, nos delata un personaje observador y desconfiado.

  • Describe al Personaje por cómo Vive.

El estilo de vida de un personaje te puede servir para describirlo perfectamente, y que el lector tenga una idea de cómo ha de actuar o reaccionar. Las rutinas, los vicios, los hobbies y pasatiempos pueden ser muy útiles a la hora de mostrar el carácter y la visión que tiene un personaje.

Siguiendo los otros ejemplos: Lidia, la madrina de Nina Simones, cada vez que aparece o tiene una conversación importante, suele tener una copa de vino, y la agita cada vez que se frustra o mira a través del cristal al tomar una decisión o decir una verdad dura

Este ejemplo nos habla de un personaje que de cierta forma es alcohólico, y tiene una perspectiva de la vida ruda y aparece solo para darle lecciones a Simones.

Como siempre te insto a que si tienes una historia en algún rincón del internet, la comentes por aquí y encuentres grandes y buenos lectores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s