La Química en una Pareja.

 

    Muchos nos hemos preguntado ¿si a la hora de conocer a una posible relación existe o no una química? La Respuesta sencilla es un rotundo sí, pero esto no va dirigido a la química del amor, de la cual muchos poetas y escritores románticos escriben, sino todo lo contrario, hacia un sentido más animal y predominante en lo profundo de nuestra biología, pues a pesar de los años de evolución la naturaleza nos ha dotado de sustancias, olores, señales, y unos mecanismos que permiten una atracción irremediable sin importar raza, religión, estilo de vida o condición, es solo pura química a su máxima potencia.

Se pueden dividir las relaciones de pareja con tres procesos químicos que realiza nuestro cuerpo para perpetuar la raza, y por ende mantenernos unidos uno a otros en una relación.

1.-Atracción.

Todo empieza por las feromonas (señales químicas que son excretadas por diversos órganos del cuerpo) que activan las respuestas sexuales, de alarma y de territorialidad. La principal del hombre es la Androsterona, y la principal de las mujeres es la Androsteneorina. La Copulina también es una feromona que está asociada con el aumento de la testosterona en el hombre al ser percibida, y solo se puede encontrar en las secreciones vaginales de las mujeres en estado fértil.

Estas feromonas son encontradas en diversas partes y secreciones del cuerpo, como por ejemplo la saliva y el sudor, pero también en la orina, los fluidos sexuales, y hasta en los vellos del cuerpo, pues son secretadas a través de la piel.

Una vez son recibidas de un sujeto a otro por el olfato empieza la verdadera acción, y cuando se involucra al olfato, se hace de forma inconsciente, pues dentro de la nariz existe un pequeño órgano (el órgano vomeronasal), capaz de detectar estas feromonas y llevar la información al hipotálamo para que produzca los cambios hormonales necesarios, que pueden variar en quien percibe la feromona de la siguiente forma:

#1. Iniciadoras: Respuestas que causan la variación del equilibro hormonal.

#2. Liberadoras: Respuestas que producen pautas en el comportamiento de forma específica.

#3.Informativas: Se crean respuestas que transportan información recibida de la feromona, como edad, estado de ánimo, estado de salud y otros.

2.- El Enamoramiento.

Lo siguiente es el enamoramiento que empieza cuando el cerebro produce feniletilamina, que es una anfetamina natural que produce alegría, euforia, y ansiedad (de allí que se puedan sentir mariposas en el estómago o grandes latidos en el corazón).

Después que el cerebro es inundado con esta sustancia, lo siguiente es la producción de dopamina y noradrenalina, dos hormonas encargadas de los mecanismos de refuerzo, es decir, de hacer que una conducta sea repetida, a su vez producen excitación y son en parte también responsables de las decisiones apresuradas e “irracionales”. En este punto también será afectada la función de la serotonina que ahora será la encargada de hacernos sentir en control de los impulsos y deseos.

Estas hormonas pueden alcanzar se máxima expresión o pico de altura (sin recibir estimulación alguna) desde unos 18 a 36 meses, pues el funcionamiento de la feniletilamina es agotador para el cuerpo y no puede ser mantenida en funcionamiento de tal nivel por un periodo más de dos años.

3.- La Relación De Apego.

Ya en este punto son muchas las hormonas que están implicadas, pero de entre ellas destaca la oxitocina (que es segregada a máximo nivel en el orgasmo, pero cada que se recibe una caricia, un beso, un abrazo, etc.) esta es responsable del apego y la confianza, también interviene en la conducta maternal y en la inducción de contracciones en el parto. La Vasopresina, que está asociada a la monogamia y por ultimo están involucradas también las Endorfinas, encargadas de las respuestas anti-estrés, alivian el dolor, mejoran la memoria y se asocian con efectos placenteros .

Una vez que la relación termina estas hormonas van en descenso, y quizás también por este motivo, las rupturas suelen ser un poco difíciles de aceptar, el cuerpo se resiente a la baja de la felicidad producida por estas hormonas, endorfinas y feromonas.

Photo by Candice Picard on Unsplash

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s