Cinco formas de Amar en el siglo XXI

Con la liberación total del siglo XXI, el amor vario también de perspectiva. El matrimonio como institución de poder, hegemonía, mezcla de linajes y la procreación a conveniencia, fue dejado en el pasado para empezar a visualizar un amor donde importa el afecto, la atracción física y la intimidad.

La monogamia como base del amor romántico, expresión que dio origen a la idea que se tiene actualmente del amor que apareció por primera vez a comienzos del siglo XVII, está siendo cuestionada por muchas personas y movimientos que promueven otras formas de vivir las relaciones sexo-afectivas en este siglo, y aquí una pequeña lista de las formas promulgadas.

1. Relación Abierta.

En este tipo de relaciones ambos integrantes de la pareja, de forma consensuada, rompen el acuerdo de exclusividad sexual (exigida por la monogamia), donde se permite tener sexo con terceras personas sin llegar a tener una completa vinculación afectiva, a veces es nula.

Este tipo de relaciones se basa en la comunicación de los integrantes de la pareja, ya que se puede llegar a la posibilidad de contarse lo que se hace o no con la tercera persona, además de comunicar cuando se desea estar con una tercera persona.

2. el Poliamor.

Similar a la anterior, pero cuando se refiere al poliamor los integrantes de la pareja, además de tener sexo con otras personas puede llegar a desarrollar un vínculo afectivo con estas.  Se puede hablar de dos tipos: el poliamor jerárquico, cuando se tiene a una relación privilegiada y más importante que las otras; y de poliamor no jerárquico, cuando todas tienen el mismo nivel de afecto y de importancia.

Referirse a este tipo de relaciones, es referirse de forma implícita a la seguridad y confianza en el otro, donde no se resienta la pareja y se llegue a tener claros todos los acuerdos.

3. La Relación Híbrida

Quizás es una de las relaciones más difíciles de mantener, pero no imposible. Esta relación exige un alto nivel de seguridad en la otra persona, y tener la mente lo suficientemente abierta para que los prejuicios no se interpongan.

La relación hibrida se da cuando una persona que se apega a la monogamia establece un vínculo sexo-afectivo con alguien que practica el poliamor o las relaciones abiertas, previo acuerdo entre ambos.

4. La Anarquía relacional.

Esto ocurre cuando una persona decide llevar al mismo nivel la relación de pareja y la de los amigos, la familia y otras. Esto significa que quienes practican esta forma de relación asumen sus compromisos y la energía que le dedican a cada vínculo de una misma forma y con una misma importancia, sin que ninguna relación predomine en su vida.

Y procesos como la crianza de un hijo no se ligado a la convivencia de la pareja, es decir que dos amigo (que fueron pareja) pueden criar un hijo en común.

5. La Flexisexualidad.

Muy común en la era de las redes sociales y aplicaciones para ligar, además de ser una tendencia que predomina entre el público juvenil. Se trata de experimentar lo más que se pueda con diferentes parejas, sin importar su género y sin llegar a tener planes a largo plazo con estas relaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s